«Ver a mi hijo disfrutar como nunca con los productos de Lorixe me transporta a la niñez y los momentos compartidos con mi abuela en su hogar y su riquísima comida. Me alegra ver cómo nuestras tradiciones se mantienen vivas a través de él y el espíritu de Lorixe. Me llena de orgullo ver a mi pequeño disfrutar de los sabores auténticos de nuestra tierra y mantener vivos esos lazos familiares a través de la comida, es un
momento especial y emotivo que atesoro en mi corazón.»